Visitantes

jueves, 24 de mayo de 2012

Ser todo... menos yo


El silencio de la noche me abruma, lo callo colocándome los auriculares y perdiéndome en la canción que me regala.
Observo atenta el bloque de enfrente a través de la pequeña ventana. La vida de sus ocupantes me entusiasma, llenas de romances, problemas, rebosantes de la vida que me falta a mi.
Me dejo llevar por la imaginación e intento saber como sería el tacto de la seda del camisón blanco que lleva la mujer del segundo. Ser la sonrisa de la anciana que escucha atenta a su marido, abrazados delante del televisor en el quinto. Cómo saben los labios del joven del tercero, que se deja acariciar por una morena de culo respingón.
De repente la puerta de la habitación se abre en un susurro de bisagras. Alguien me arranca los auriculares bruscamente y me sostiene el brazo con fuerza.
-Se acabó el tiempo, mañana si cumples con tus obligaciones sin rechistar te daremos más minutos.
Vuelvo a mi triste celda arrastrada por un ser medio hombre-medio armario, apreta sus dedos en mis brazos provocando tal dolor que muerdo mis labios con fuerza para no gritar.
Me tumbo en la cama de sábanas amarillentas y tras tomarme la medicación que el médico del psiquiátrico me da en un vaso de plástico, me concentro en ser beso, piel, en ser todo… menos yo.


8 comentarios:

  1. Hermosa triste y posible esta tu combustión , llena de imaginación y buen hacer y tal vez de una introspección insospechada.
    También tú eres todo lo demás, además de ser tú.
    ¡Me parece excelente!.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. el final es fuerte. Me gusto mucho. El principio sobre todo. me hizo acordar a continuidad de los parques de julio cortazar. te felicito. No hay que callar al silencio de la noche. es muy bello.-

    ResponderEliminar
  3. Tranquila.
    Le he dado instrucciones a Terremoto Crazy para que te rescate.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La lectura del texto no te deja indiferente, quizás, por ser muy real.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es triste contemplar la vida de otros a través de esa ventana y durante tan solo minutos.
    Buen final.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Qué extraño que ambos hayamos hablado de locura en nuestros blogs, estaremos conectados artísticamente, seguro.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar

Deja tus combustiones mentales, siempre son importantes y me hacen sonreír.